29.6.07

Vainas de la odontología

Desde muy niño he tenido dientes débiles, y algo que empeoró las cosas fue el hecho de pasar gran parte de mi niñez en un campo (Limón del Yuna) ya que solo nos podíamos cepillar una vez al día para que la pasta nos durara unos días... que ignorancia.
Entre los 9 y los 15 años hice un postgrado en dolores de muelas y gengivitis, aun recuerdo esas malas noches y lo desesperante de los dolores a las 3 de la madrugada, mi pobre abuela no podía hacer mas que darme un placebo (pa' lo que creen que solo vi plátanos...) y en cierto modo el resto lo hacia mi ingenuo cerebro de campesino embullao, al día siguiente la diferencia de tamaño de mis cachetes denotaba una cierta apariencia de Kiko (Chavo del 8) y llegaba la temida idea de terminar mi sufrimiento de la forma mas salvaje... sacándome la muela.
No fue hasta mi etapa de estudiante universitario que pude hacer algo por mi sonrisa, tuve la oportunidad de conocer una pareja de novios, ambos estudiantes de odontología, ellos estaban realizando sus últimos trabajos y necesitaban un buen "espécimen" para su tesis... y conmigo consiguieron lo que querían, en términos de problemas dentales los tenia casi todos, no en grados exagerados, porque los peores detalles no se veían por fuera, sino por dentro, así que en conjunto con la universidad inicié el proceso mas tedioso y doloroso de mi vida (después de la fractura de mi pierna) reconstruir mi dentadura y devolverle el brillo de sus días de gloria.
Fueron semanas de arduo trabajo, y mucha disciplina... por lo que tengo toda la experiencia y autoridad para presentar mi queja formal ante algunas vainas que no soporto de mis visitas a mis queridos odontologos, que hoy por hoy ya están graduados y ahora son los doctores muelitas de toda mi familia, incluso he denominado al Doc como mi "Hannibal Lecter" personal.

• Una de las cosas mas desagradables son las visitas que realiza la secretaria de mi Doc justo cuando estoy en una pocisión bucal vergonzosa... baba, restos de algodón, la lengua reseca de estar tanto tiempo expuesta al aire, labios blanquesinos y un maldito tubito de un lado haciendo un ruido realmente asqueroso mientras extrae la poca saliva que me humedece la garganta... con lo bien que se ve la muy malvada.

• Odio ese aparatico!!!, odio su color, su forma, su sonido... Sí, me refiero al condenado taladro de odontología, odio sentirlo en mis dientes, es que acaso los diseñadores de aparatos para odontologos no cojen ni un cursito de estética psicologica?, es que acaso ellos no han estudiado el comportamiento humano ante ese satanico color gris en la indumentaria odontologica?, y lo peor es que los malévolos doctores los colocan ordenaditos sobre una bandeja al momento de darte la bienvenida... como si fuera algo tan agradable a la vista... la verdad que el hurón se encuentra sus hijos bonitos.

• Creo que la parte mas desagradable es siempre la de la anestesia, aunque hoy en día hay parchos para anestesia tópica, me sigue desagradando la sensación de esa agujita en mis encías, y si la anestesia se derrama entonces disfrutas de sentir la lengua como una piedra, y no se conforman con un puyón, sino que te pinchan hasta que ya no sientes ni las piernas, y lo lindo es cuando te levantas y tratas de hablar... el babero, porque no puedes controlar media quijada y pareces retrasado mental o salido de una terapia con Botox.

• En el pensum debería haber una materia sobre "Técnicas para entender el lenguaje de los pacientes con la boca abierta", a veces creemos que por el hecho de decir "heeee, octorrrr... eho mm oclió mm octho" el entiende un "Heeeyy, doctor... eso me dolió un poco", pues no... así que deje de hacer el ridículo y sepa que ellos acentúan con la cabeza por cortesía, pero no le entienden ni un pito (al revelar este secreto he violado casi 26 capítulos de ética profesional de odontología).

• Han tratado de limpiarse la boca después de escupir?, es un Karma... primero te embarras todo de saliva y cuando no puede ser peor... la secretaria vuelve a entrar y tu solo puedes quedarte mirándola con cara de anormal (por la anestesia) con un hilo de baba colgándote del labio inferior y una servilleta echa un atolladero.

• Una factura de odontología es lo mismo que una pleberia en japones, es que acaso ellos creen que uno entiende todos esos términos raros?, a continuación un ejemplo de una factura de algunos trabajos que me hice, y mas adelante su traduccion:

Servicio / Precio
Profilaxis RD$00.000
Obsturaciones de Recina RD$00.000
Carillas esteticas RD$00.000
Endodoncia Anterior RD$00.000
Pernos y Muñones Colados RD$00.000

Ahora la traducción:
Profilaxis (cepillado con taladro): Simplemente me pasaron el taladrito con una vaina roja y me limpiaron los dientes.

Obsturaciones de Recina (rellenado de muelas con una vaina durisima): cuando te aplican un tratamiento de canal te sacan to' las jodiendas de adentro del diente y te la rellenan con una jodienda que aguante mordías... vale, es mejor eso que quedarte sin muelas.

Carillas estéticas (completarte los dientes rotos): Simple, ese diente que te rompiste comiendo caña, te lo reconstruyen de nuevo, es lo único que me gusta de todo esto.

Endodoncia Anterior (sacarte to' las porquerías de una muela careada): Así es, te meten una lija en la cueva del terror que te dejaste crear por las caries y te sacan hasta los recuerdos de infancia... ahí es que te das cuenta de por que tu novia hacia truños cuando le hablabas de cerca, ni los doctores disimulan su asco a esas vainas.

Pernos y Muñones Colados (Tornillos en los dientes pa' que no se te caigan): Solo debes tener cuidado de no salir en tiempo de tormentas, por lo demás... podrás morder con mucha confianza.

y dejo esto hasta aquí... hoy tengo cita con mi doc y el lee mi blog.

2 comentarios:

JuniHH dijo...

aaaahhhh... entonces Tom Hanks te copio cuando en la pelicula "El naufrago" se arranco la muela de un fuetazo ???

Solo de pensar en ese jodio aparatito y el sonido tan macabro que produce, mucho peor que los mosquitos en un apagon... "me da cocha" como decia el Doctor Chapatin.

cbm dijo...

Pero mijo,se te olvido la maldeva "ortodoncia fija" (brakes), miercoles, eso si molesta. Hasta te quita la grata satisfccion de comerte un chimi, porque si no es por el dolor, es porque se te queda medio pan entre los alambres y despues no puedes ni abrir la boca.

sin contar la abstinecia obligatoria a todos los manjares de Dios, como caña,hielo, pica pollo (bien frito), concon, y to esa vaina buena.

Gracia a Dios ya sali de eso