9.7.07

Vainas de andar en Güagüa (segunda parte)

Continuando con la segunda parte de fenatrapegico estudio, seguimos observando a los diferentes tipos de pasajeros que podemos encontrar en nuestras destartaladas rutas de vehículos... y por favor, no olviden dejar sus comentarios... alguien me lee?


La mamita
(modelus estudiolus)Es la jevita con cuerpo de sirena, un celular forrado con peluche y cabellera perfecta, por lo general es estudiante de odontología, medicina o mercadeo, siempre anda full de libros y es de mirada esquiva, muchas veces usa lentes anchos para crear mas separación entre ella y el resto de la sociedad.
Cuando tiene que ir parada en el autobus, es victima de los tigueres que haciendose los inocentes, la queman por detras cada ves que la guagua frena, a lo que ella responde con un giro de la cabeza acompañado de tremenda cortá de ojos, pero si le toca el asiento, se convierte en victima del "filosofo" (ver descripción más adelante), que lo primero que hace es mirar el titulo de sus libros para usarlos como escusa para tener un tema de conversación con la mamita, iniciando siempre con preguntas como "En que universidad estudias?", "Eres estudiante de Mercadeo?", "No sabia que en la Puca dieran medicina...", si la mamita responde su respuesta es cortante y sin muchas explicaciones, aunque sus encantos tambien la hacen parte de los acosos del "Jevito" quien no deja de mirarla con su carita de malandro. En muchas ocaciones la jevita pasa al asiento de "alante", y el chofer la sienta a su lado con la idea de ir haciendo "cocote" con ella y de paso sobarle las piernas con la excusa de que está pasando los cambios.

El filosofo (Atronatus lecturus)
El filosofo es un tipo tranquilo, de mirada humilde y caminar apresurado, aunque tenga tiempo de más el siempre camina como si tuviera diarrea (carajo, que palabrita ma' asaroza), no es raro verlo con un periódico o algún libro de Nostradamus.
El filosofo es mujeriego, pero no tiene mucha suerte con las mujeres sofisticadas ni con las mamitas, generalmente sus victimas son carajitas de poco cerebro que suelen sorprenderse con su "sabiduría y estudios" que no son mas que muchas horas de lectura de revistas sensacionalistas.
El papel protagónico del filosofo en las guaguas se inicia cuando alguien toca algún tema poco común, Armas biológicas, Extraterrestres, Maravillas modernas o cualquier otra vaina de las que todo el mundo sabe algo pero nadie entiende nada, es ahí donde el filo se la luce exponiendo sus conocimientos sobre esos temas, por lo general sube el tono de voz (debido a su gran seguridad sobre lo que habla) y se rie de forma estrepitosa cuando menciona algo gracioso (segun él...), muchas veces tiene razon sobre los temas de los que habla, pero habla tanto que las personas llegan a considerarlo un tipo de "atronao" y terminan burlándose de el, por lo que su pantalla para impresionar a las "Jevitas" queda en nada.

El generoso (Ayudantus generolus)
Del generoso no hay mucho que decir, por lo general es esa persona que cuando te ve cargando algún bulto o mucho libros te ofrece llevarlos por ti, ya que el va sentado y tu agarrado del tubo (cuando lo hay...), pero su generosidad no es mas que un sedante a su conciencia, ya que se siente culpable de no cederte su asiento (especialmente si eres mujer o mayor de edad) y cree que ayudándote con tus cosas amortigua el sentimiento de culpa.

Las chismosas (Malevolus suegrutus)
Siempre son dos, se sientan juntas y desde que inicia el recorrido hasta que una de ella se queda en su parada... NO PARAN DE HABLAR.
No hay un solo familiar que se salve de sus comentarios, acaban a los vecinos, amigos, nueros, gobierno y todo lo que se atraviese en su camino, son tan eficientes en sus conversaciones, que en pocos minutos ya podemos saber saber con exactitud quien fue que preño a Margarita, con quien le pegaron los cuernos a Don José y el tipo de "tiguere" que se "llevó" a la hija de la Doña del Salón.
La peor parte de estas conversaciones siempre la llevan los esposos(as) de las hijas(os) de estas mujeres, ya que son deshuesados en filetes por ser considerados unos aprobechados (en el caso de los hombres) y unas peladoras (en el caso de las mujeres), y aunque ellas tratan de generar cierta cautela al conversar, media guagua termina sabiendo la vida de ellas y de quienes les rodean.

Interesante las cosas que pueden verse en nuestro trasporte publico... cobrador, solo tengo 15 y va de robo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

cristian llámame,
MMarte

Cristian Diaz dijo...

Diantre, ahora mi blog en un beeper virtual.... ojala que no lo descubran los del cicla.

cth dijo...

Mijo,

y que hay del tipo que se va a desayunar a la guagua con un huevoburger o una empanada, y te deja to engrasao y jediondo.

ese nunca se queda

JuniHH dijo...

El viernes conoci la vida completa de una tipa que se encontro con otra señora en la guagua.

La tipa estaba sentada al lado del chofer y la señora a dos asientos mas atras... entonces hablaban de larga distancia... y me tenian JAAARTOOOO...

Mayra dijo...

El nombre científico de las chismosas estuvo bien bueno ;)!!!

Nikkei-Girl dijo...

JAJAJAJA! eso resume lo que hice!

Anónimo dijo...

hey hermano esta muy buena tu pagina pero no se como registrarme para poder dejar los comentario mas formales. Me gustaria que recopilaras comerciales de television de los ochenta y los noventas. sabes abc los recuerdo y me pongo nostalagicos por que vienen a mi mente recuerdos de la infancia y etapas de mi vida. creo que seria bueno ver anuncios como el de la rentancar en el que aparece una mujer que se claba en una picina (esa fue la primera picina que vi) o el anuncio de la principal donde salian lusito marty antony rios cuquin entre otros, o aquel de los mellisos de cafe santo domingo que era interpretado por las voces del difunto mirton pelay y freddy veras goico. Creo que es un tema que hay que explotar.


Te felicito por tu trabajo es muy bueno y no tiene nada que envidiar.

papoatrombon@hotmail.com

yo, Paúl... dijo...

bueno, yo soy un "Ayudantus generolus" pero que conste, cuando se monta una mujer con carajit@s, una doña o una monja, yo les cedo mi asiento...