13.12.05

Juegos... como los hecho de menos...

La vida entre hormigón, asfalto y el FMI me han hecho dejar atrás etapas de mi vida que me resultan un tanto melancólicas, hoy al ir de compras a una juguetería veo lo barato que son algunos juguetes que de niño solía desear y a veces pasaba horas cortando hojalatas, buscando clavos oxidados y ruedas de calizos para crear imitaciones mal talladas de los carritos, avioncitos y pistolitas que hoy puedo tener sin siquiera invertir mas de lo que gasto en chicles. Pero no solo los juguetes hechos de materiales de segunda han quedado atrás, también lo están los juegos que hoy en día ya son solo recuerdos de una época que no volverá, tratare de rebuscar en mi memoria muchos de los juguetes y juegos que quizás muchos de ustedes recordaran y que a otros le resultaran un poco extraños, pero que a fin de cuentas han sido parte importante de nuestro desarrollo... como improvisadores:

• Jugar al "Motor" con una rueda de motocicleta y un palito, no podía faltar el sonido de la moto que teníamos que hacerlo con la boca Brummm Brummmmm crincrincrin bruuuummmmm...

• Me gustaba hacer Palas Mecánicas con la mitad de una lata de leche evaporada y un palo que usaba como "brazo" de la pala.

• Las carretas de "Jabilla" eran mis preferidas, incluso le agregábamos un sistema que permitía girar la carreta a derecha o izquierda.

• Las patinetas de "Caja de Bola" eran emocionantes en el cemento (solo las podíamos correr en la escuela porque las calles eran de "caliche") solo los mas afortunados podían darse el lujo de tenerlas porque los rodamientos eran difíciles de conseguir.

• Hacer flechitas con pinchos y palitos de palmas de coco significaba peligro para cualquier lagartijo que estuviera cerca, algunos las lanzábamos con una banda de goma o con una "Pistola" hecha con una banda de goma y un clip de ropa.

• Hacer dardos con una tuza (de maíz) y varias plumas de gallina fue un entretenimiento que perduró por mucho tiempo en mi pueblecito, los más atrevidos les poníamos espinas en la punta para poder clavarlas en los árboles... y en los perros.

• La ruedita hecha con un pedazo de manguera y que se ponía a rodar con un alambrito fue algo que descubrí al llegar a la ciudad, pero no dejaba de ser muy entretenido.

• Los trompos marcaron una etapa de competencia muy grande en mi niñez, ya que no solo estaba el hecho de hacerlos girar y hacer trucos con ellos, también pasaba horas fabricándolos con un viejo machete y puliéndolos con un pedazo de vidrio... eran obras artesanales.

• Tirarse con una yagua o un galón por algún risco (tipo tobogán) eran juegos en los que sabia pasar tardes enteras, nunca podías quedarte a mitad de camino porque sino todos te pasaban por encima, y lo hacían "apota"

• Algunos juegos se convertían en vicios, debido a que en ellos lo importante era tener la mayor cantidad de lo que se estuviera jugando, algunos que recuerdo son:

Bolita: se jugaba con canicas, las canicas más grandes o las mas hermosas eran los "bon", perder el bon era perderlo todo. Uno de los juegos mas dolorosos con bolitas era "El hoyito" o "cuevita" donde te golpeaban los nudillos con el bon hasta que este cayera en un hueco hecho en el suelo... a veces la tortura era muyyy larga.

Tapitas: yo tenia miles, de varias marcas de refrescos y cervezas, pero las mas codiciadas por su escasez eran las de Malta India, Malta morena y Malta Alemana, llegue a tener peleas por una tapita de malta alemana que no tenia ni un rasguño... era mi tapita trofeo.

Cajitas: pocas personas conocen este juego, consistía en darle valor monetario a las cajas de fósforo y apostar con ellas como si fueran dinero de verdad, por ejemplo una cajita de fósforo "Sol" tenía un valor de $10, mientras que una de fósforo "Estrella" valía $50.

Gomitas: me gustaba llenarme las muñecas con bandas elásticas, o como le decimos aquí "Gomitas", teníamos varias formas de conseguirlas, ya fuera con barajas o con bolitas, las mas codiciadas eran las de color ámbar o "agüitas", debido también a que casi no aparecían.

Otros juegos que no podré definirles pero que han sido parte de mi época de niñez son La Cantarita, La placa, Cero mata cero, Mano caliente, Caman ahí, Capú y no te abajes, Agente (cuando te lo decían no te podías mover), Me caí entre un pozo, La botellita (pase por pariguayo muchas veces en ese juego), Padre (si decías una malapalabra te daban de trompones hasta que dijeras "Padreeee"), Convento sin flores y El loco topao.

Al escribir esto se me aguaron los ojos al recordar a mis viejos amigos... donde estarán... como serán después de casi 10 o 12 años sin vernos, quizás más... si alguno de ustedes puede leer esto y me recuerda, les extraño mucho rumba de manganzones...

6 comentarios:

La china dijo...

yo todavia no se lo que es la placa o la plaquita.. como sea!>.

Haz dijo...

ayy se me aguaron los ojos..yo era una tom boy osea..yo juegaba baseball con una pelota de goma..yo sabia cojer un guante LOL....y nah a la plakita tbn juegaba..ya todo eso se me olvido como se hace :(..pero se me aguaron los ojos

Hipólito Delgado dijo...

ustedes no le pusieron resonador a sus bicicletas con un vaso desechable en la rueda para que sonara como un motor? Tambien: free, la olla, cero mata cero, yum, etc.

··Yde·· dijo...

yum era mi juego favorito... :( que vaina cuando uno crece se olvida de todo lo bueno...

Rafael dijo...

Alguien se acuerda de los fufú que se hacian con tapitas machacadas y una gangorra, apara y batea, gavilan gato, frutafrutanga, el burro (unos se ponian a aguantar en la pared mientras los del otro equipo se montaban arriba de ellos y los que estaban aguantando se zacudian para tumbarlos), y musa tataramusa...fundillo pelao...jejeje...anyway muy bueno tu post.

Anónimo dijo...

Recuerdo que desde que llegaba diciembre ya estavamos buscando palito de mata de coco para hacer la chichigua y le poniamo en la coja un pedazo de alliler(Gillette) para que la que se le acerque la tumbe.